Realidad Virtual y Enseñanza: una pareja de alta afinidad en las Aulas